Muchas empresas a día de hoy no hacen uso de la publicidad en redes sociales para aumentar sus ventas. El motivo se debe a que desconocen sus beneficios, encuentran dificultades a la hora de crear el anuncio o simplemente no creen que sea una inversión rentable.

Según el informe de IAB SPAIN sobre redes sociales (2016) el 84% de los usuarios de redes sociales declara que sigue a las marcas principalmente porque quiere estar informado y un 65% admite que influye en su proceso de compra. Ante estos datos, ¿no es una genial idea incluirlo en nuestra comunicación?.

<< Descargar guía gratuita para mejorar la gestión de las redes sociales de la empresa >>

Antes de empezar a crear cualquier anuncio, tendrás tener en cuentas 3 claves que evitarán que desperdicies tu presupuesto y no logres los resultados esperados:

1) Elabora un briefing

Estas partes del briefing te van a ayudar a adelantar trabajo a la hora de crear el anuncio, así que no te saltes ningún apartado:

  • Objetivos e ideas: Debes definir lo que quieres alcanzar o lograr. Pregúntate por qué lo quieres hacer. Tus metas tienen que ser específicas, medibles, alcanzables, realistas y definidas en el tiempo (Objetivos SMART). Para las ideas, puedes empezar por hacer un brainstorming, te servirá para tener una lista de las posibles ideas creativas para tu campaña y desechar las que creas que no son idóneas. Por último, desarrolla aquellas que elegiste.

  • Público objetivo: Es una parte fundamental para conseguir impactos de calidad, cuanto más segmentos añadas (edad, sexo,zona geográfica, intereses..comportamientos) más posibilidades tendrás de encontrar a tu buyer persona o cliente ideal. Pero recuerda, si segmentas demasiado puede ocurrir que tu anuncio no tenga el suficiente público al que poder mostrárselo, debido a que no cumple las características que has ordenado.

  • Calendario de acción. Definir cuánto quieres que dure tu anuncio, debe ser una fecha precisa con inicio y fin.

  • Presupuesto. Cuánto presupuesto puedes destinar al anuncio.

2) Establece bien los objetivos de tu campaña

Te ayudará a seleccionar las redes sociales que te permiten una mejor segmentación de tu audiencia y el formato de anuncio que más ayude y acerque a tu público potencial a la conversión.

Definir qué tipos de anuncios elegir no es algo que se pueda hacer al azar, forma parte de un proceso de análisis de las distintas características y sobre todo de algo fundamental: preguntarte qué redes sociales usa tu público objetivo. No nos sirve de nada realizar publicidad en una red social si nuestros clientes ideales (aquellos que queremos que cumplan nuestro objetivo) no se encuentran en ella.  A continuación os mostramos los diferentes tipos de anuncios y objetivos que podemos encontrar en Facebook, Instagram, Twitter y LinkedIn.

Facebook  e Instagram Ads

    • Promocionar tus publicaciones.
    • Promocionar la página, usando el me gusta.
    • Atraer personas a tu sitio web. Envía a las personas a tu sitio web mediante clics.
    • Aumentar las conversiones en tu sitio web.
    • Aumentar las descargas o la interacción de tu aplicación.
    • Alcanzar a personas que estén cerca de tu negocio, mediante la difusión local.
    • Aumentar los asistentes a tu evento, para conseguir que más personas vean y asistan a tu evento.
    • Conseguir que las personas soliciten tu oferta.
    • Aumentar las reproducciones de un vídeo.
    • Promocionar un catálogo de productos.
    • Generar clientes potenciales para tu empresa. Se creará un formulario que recopilará información de las personas.

Twitter Ads

    • Interacciones del tweet, como por ejemplo retweets, favoritos y respuestas.
    • Clic en el sitio web o conversiones. Tiene varias posibilidades como enviar a las personas a tu sitio sitio web para interactuar de diferentes formas como comprar, registrarse...
    • Descargas o interacciones de aplicaciones.
    • Reproducciones de vídeo. Las personas verán un vídeo que hayamos elegido.
    • Seguidores.Para hacer crecer nuestra comunidad.
    • Clientes potenciales en Twitter. Nos sirve para recopilar los correos electrónicos de las personas que expresan interés en nuestra oferta.

LinkedIn Ads

  • Contenido patrocinado. Atrae a nuevos seguidores a tu página de empresa o productos y consigue participación con contenido específico de la empresa.
  • Anuncios de texto. Conseguir clientes segmentados a través de diferentes páginas de LinkedIn con anuncios de texto.

3) Análisis y medición de resultados

 Es muy importante que durante la campaña revisemos los datos, para saber cómo está funcionando nuestro anuncio con el objetivo de subsanar algún error que se haya producido o intentar optimizar al máximo nuestra publicidad. Una vez que haya finalizado nuestro anuncio, debemos realizar un informe que incluya los siguientes apartados:

Objetivo: Clics en el sitio web (ejemplo)

Impacto:

  • Alcance: Nº de personas a las que se ha mostrado tu anuncio.
  • Impresiones: Nº de veces que tu anuncio ha aparecido en pantalla por primera vez.
  • Frecuencia: Media de veces que se ha mostrado tu anuncio a cada persona.

Coste:

  • Coste por clic: Importe medio que has pagado por cada acción social que hayamos asociado a nuestro objetivo.
  • Tasa de clic: Nº de personas que hicieron clics en el anuncio entre las impresiones.
  • Importe gastado durante las fechas que hemos seleccionado.
  • Gasto diario promedio del anuncio.

Rendimiento: Hace referencia al número de clics obtenidos (nuestro objetivo) por cada euro que hemos invertido en nuestra campaña.       

Ahora que conoces los diferentes objetivos y tipos de acciones que te ofrecen Facebook, Instagram, Twitter y LinkedIn. Es el momento para animarte y probar a crear un anuncio. Seguro que obtendrás grandes beneficios para tu empresa.