Lead es un anglicismo que se usa para designar a un posible consumidor atraído por la oferta de nuestra empresa, que ha demostrado interés en la marca y que quiere acceder a mayor información. Se trata de un elemento muy importante para el marketing empresarial conocido como Inbound marketing (marketing de atracción), y una buena estrategia permitirá conseguir la conversión de estos potenciales clientes para que finalmente decidan confiar en nuestro producto o en nuestros servicios.

Si quieres aprender más sobre Inbound Marketing, hemos preparado un Diccionario gratuito que puedes descargar aquí.

Según el informe de evolución y perspectivas eComerce 2015, doce millones de internautas compran por Internet. Unos sencillos trucos de marketing digital permitirán aumentar los resultados sin necesidad de destinar grandes recursos y sin realizar una elevada inversión. Aquí te damos algunas de las claves para desarrollar con más efectividad tus estrategias de marketing en la red:

1. Publica, publica, publica. Seducir a la audiencia es una de las claves del éxito y cada usuario es diferente: una mayor cantidad de contenidos te permitirá conectar con un mayor número de ellos y posicionar mejor tus post, tanto en buscadores como en redes sociales. A más lectores más posibles leads.

2. Sé visual. Tus formularios de suscripción pueden ser un importante punto de disuasión, es decir, pueden provocar que el usuario acabe saliendo de tu web. Para evitarlo destaca el botón de suscripción pero sin romper el diseño de la página, invita a tu usuario con un título original (“dámelo”, “lo quiero”…), diseña con cuidado tu landing page y no agobies a tus usuarios pidiendo demasiados datos. Limitar el número de campos puede darte hasta un 200% más de efectividad.

3. Da motivos. El usuario siempre quiere algo a cambio: compensa su interés con ofertas, descuentos y contenidos exclusivos para que quiera formar parte de tu selecto club de suscriptores. Una pantalla emergente pop-up con la oferta de suscripción y un incentivo es una buena manera de llamar la atención.

4. Utiliza las redes sociales. Nadie va a venir a promocionarte, así que aprovecha el potencial de las redes sociales o publicítate tú mismo en blogs del sector. Un poco de inversión en herramientas como Google Adwords, Facebook Ads, LinkedIn Elévate o Twitter Ads y adaptar tu web a dispositivos móviles puede llevar el nombre de tu marca hasta límites insospechados. Si quieres saber más sobre este punto no dejes de leer nuestro artículo “La importancia de la publicidad en las redes sociales”.

Y por último: nunca borres los datos de aquellos compradores interruptus con los que no hayas tenido éxito en tu venta y dales un trato preferente. Todos los estudios aseguran que siempre son susceptibles de ser recuperados.