Cada negocio tiene diferentes productos y servicios, pero comparten el mismo objetivo de marketing: Clasificar en la 1ª página de Google.

Puede resultar frustrante ver que tu empresa no se encuentra entre los primeros lugares en búsquedas orgánicas. Afortunadamente quizás leyendo este post puedas identificar aquellos motivos por los que tu página no está obteniendo un buen posicionamiento SEO.

<<Solicita sin compromiso un análisis del posicionamiento de tu página web con alguno de nuestros expertos de Servilia>>

1| Las palabras clave que usas son demasiado competitivas

Busca por ejemplo la palabra ‘báscula’ encontrarás un montón de grandes empresas como Carrefour, Worten o Amazon en las que puedes comprar este tipo de producto.

Una empresa más pequeña que se dedica a la fabricación de básculas industriales no va a tener la oportunidad de competir contra estos gigantes si se quiere posicionar con esta palabra.

Si usas las mismas palabras que tus competidores y encima muy genéricas, lo más probable es que fracases en tu intento de dar visibilidad a tu sitio web. Puedes solucionar este problema añadiendo palabras clave más específicas como ‘básculas para pesaje industrial’.

#Regla 1: Estructura frases que contengan palabras clave más específicas en lugar de frases genéricas con las prácticamente no se puede competir.

2| No utilizas redes sociales

Si no utilizas las redes sociales, estás perdiendo un importante arma para tu posicionamiento web por dos razones:

  • Ayuda a aumentar la notoriedad y conocimiento sobre tu marca, y además dirige tráfico hacia tu sitio web.
  • Los mensajes de redes sociales ahora aparecen en los resultados de Google. Tus Tweets o tu perfil de LinkedIn además de atraer tráfico a tu sitio web también pueden aparecer directamente en los resultados de búsqueda si coincide con la palabra clave, tema y puntualidad de lo que se está buscando.

#Regla 2: Dedica tiempo a la construcción de tu presencia en redes sociales, ya que tiene un efecto indirecto sobre la clasificación orgánica de tu sitio web.

3| Tus URLs son un caos de números y símbolos

Utiliza URL's sencillas para permitir a los motores de búsqueda puedan rastrear e indexar tus páginas fácilmente. También ayuda a que en tus páginas se haga clic. Considera la siguiente estructura URL para un fabricante de metales que usa el corte láser.

 URL1.png

La URL es difícil de recordar y compartir, y cuando se publica en los resultados de búsqueda puede generar incertidumbre a la hora de hacer clic. Los usuarios son mucho más propensos si encuentran una estructura de URL así:

URL2.png

 

#Regla 3: Crear una estructura simple y palabras clave que sean relevantes para todas las páginas del sitio web.

4| Tu sitio web no está diseñado para el móvil

El año pasado, Google anunció cambios en su algoritmo, por el cual otorgaría mejor ranking a las páginas que estuviesen adaptadas a móviles.

El 56% de compradores B2B utiliza teléfonos móviles para el acceso y la compra de productos. Si no estás preparado para competir desde los smartphones estás perdiendo numerosas oportunidades de ventas.

Realiza la prueba de optimización para móviles de Google que determina cómo visualizan los usuarios tu página web. Asegúrate de que tu sitio web pasa la prueba.

#Regla 4: Asegúrate de que tu sitio web pasa la prueba de optimización móvil de Google.

Reflexión

Estos son sólo cuatro descuidos que hemos visto que se producen habitualmente en los sitios web  y en estrategias de marketing. Contar con una agencia de marketing digital que este al día en estas cuestiones, será vital para lograr un buen posicionamiento y atraer clientes a tu empresa.