Uno de los principales objetivos para los equipos de marketing digital es la elaboración de una campaña de email marketing satisfactoria y que alcance al público objetivo.

En ocasiones el equipo de marketing puede encontrarse con distintos obstáculos que pueden llegar a entorpecer estas campañas en el desarrollo de una estrategia de Inbound Marketing.

Si quieres aprender más sobre Inbound Marketing puedes descargarte aquí una guía que te enseña cómo desarrollar una campaña de Inbound Marketing efectiva.

Conocer los resultados obtenidos a través de métricas y KPI’s (Key Performance Indicator) una vez que la campaña ha sido lanzada hacia el público objetivo, nos permite realizar un seguimiento preciso del rendimiento con el fin de mejorar en próximas campañas.

Las métricas nos muestran el comportamiento de un usuario en cada ámbito. No se asocian a metas de conversión, ya que representan la forma cruda de un indicador. Algunos ejemplos de métricas de marketing comunes serían: las visitas a un determinado sitio, los visitantes únicos y las tasas de rebote.

Por otro lado, el KPI se definiría como un indicador creado a partir de la métrica que intenta explicar la consecuencia de un objetivo específico que el propio visitante desea establecer, como puede ser: la tasa de conversión de ventas, el tiempo de permanencia en un sitio y el número de suscripciones.

A veces el equipo de marketing puede tener problemas a la hora de realizar este tipo de mediciones, por la gran cantidad de datos numéricos que se manejan. A continuación proponemos 8 métricas y KPI’s que pueden ayudarte a obtener mejores resultados en las campañas de marketing y facilitar el trabajo en equipo:

1| Porcentaje de clics (CTR)

Consiste en conocer cuál es el porcentaje de destinatarios que han hecho clic en el enlace o enlaces que contienen los correos que enviamos. Esta medida permite al equipo de marketing rastrear el seguimiento de los correos electrónicos y a la vez conocer su rendimiento. Para comprobar si el rendimiento ha sido favorable es necesario determinar el número de clics por correo electrónico y elaborar nuevas estrategias que nos permitan aumentarlas
La fórmula para calcular este resultado sería: (Total de clics o clics únicos / Número de correos electrónicos entregados) * 100

2| Tasa de conversión

Otra de las principales cuestiones que los equipos de marketing abordan es saber si el contenido de nuestros correos se está desarrollando de manera satisfactoria. Este KPI se define como el porcentaje de destinatarios que han hecho clic en los correos que enviamos y además han completado la acción deseada (nuestro objetivo), como puede ser rellenar un formulario o realizar la compra de un producto. La tasa de conversión está directamente relacionada con la llamada a la acción (CTA) contenida en los correos electrónicos. Esta CTA debe estar relacionada con el objetivo general que desea lograr la campaña de marketing. Básicamente se realiza para determinar en qué grado se están logrando los objetivos planteados.

Para calcular este resultado tenemos que realizar esta operación: (Número de personas que completaron la acción deseada / Número de correos electrónicos totales entregadas) * 100

 3| Porcentaje de rebote

Las empresasdeben ser capaces de lidiar con los obstáculos que se pueden plantear a lo largo de la realización de la campaña, como que los correos que enviamos a nuestros clientes no se lleguen a entregar de manera satisfactoria.

Para localizar este tipo de errores utilizaremos el llamado porcentaje de rebote. Esta métrica nos dice el porcentaje total de correos que fueron enviados pero que no han sido entregados de manera satisfactoria a los destinatarios:

- Para hablar de los porcentajes de rebote los dividiremos en dos tipos: los rebotes leves, que se producen como resultado de un problema temporal, como por ejemplo un correo electrónico que tiene una bandeja de entrada llena o problemas con el servidor, muchas veces el servidor del destinatario almacena estos mensajes hasta que el problema desaparece.

- En cambio también existen los rebotes duros, estos mensajes nunca van a llegar a ser entregados de manera satisfactoria. Pueden ser el resultado de una dirección de correo electrónica inválida. Es necesario eliminar inmediatamente las direcciones de rebote duro de nuestras listas de correo electrónico, ya que los proveedores de servicios de Internet utilizan las tasas de rebote como uno de los factores clave para determinar la reputación  de un remitente de correo electrónico. Tener demasiados rebotes duros puede hacer que tu empresa se vea como un spam.

4| Tasa de crecimiento

Por otro lado es importante que las empresas puedan conocer el crecimiento o las pérdidas de su lista de clientes. Para ello existe la tasa de crecimiento, que determina la velocidad a la que una lista de clientes está creciendo.

Para calcularla deberemos realizar la siguiente operación: ([(Número de nuevos suscriptores) - (Número suscriptores que cancelan la suscripción de correo electrónico + / quejas de spam)] / número total de direcciones de correo electrónico en su lista]) * 100

 5| Intercambio de correo y velocidad

El destinatario, también juega un papel importante es la elaboración de estas campañas, ya que si incluimos botones sociales de compartir en nuestros correos podemos incrementar notablemente el número de visitas, así como los interesados en esa oferta o promoción. Es de vital importancia animar a nuestros clientes, para que difundan nuestros correos electrónicos. Esto nos permitirá aumentar el número de personas nuevas que podremos añadir a nuestra base de datos. Llamaremos a este proceso intercambio de correo y velocidad del mismo.

Saber cuáles han sido los recursos que más se han compartido nos servirá en un futuro para utilizar ese conocimiento en futuras campañas.

Para calcularlo debemos realizar la operación:  (Número de clics en un recurso compartido y / o el avance botón ÷ número total de correos electrónicos entregados) * 100

 6| Retorno de inversión (ROI) 

Por último es esencial para una empresa conocer si una campaña le ha reportado beneficios. Se conoce como el retorno de inversión (ROI). En ocasiones puede ser un buen método establecer un sistema de SLA: este sistema asignará valores diferentes para distintos tipos de clientes potenciales en función de su probabilidad de generar ingresos para su empresa.

Se calcula:  [(€ en ventas adicionales realizadas menos invertido en la campaña €) ÷ € invertido en la campaña] * 100

 7| Tasa de crecimiento de suscriptores

Si tu empresa tiene como objetivo el crecimiento en la parte superior del embudo, como es aumentar el número de suscriptores a tu blog mediante el envío de boletines de noticias o newsletters, tu objetivo será hacer crecer tu lista de suscriptores. En este caso, la métrica más importante en la que debes apoyarte es la tasa de crecimiento de tu lista de suscriptores.

 8| Tasa de apertura

Te aconsejamos que evites fijarte en la tasa de apertura, ya que puede llevar a engaño. Un correo electrónico sólo cuenta como "abierto" si el cliente también recibe las imágenes incrustadas en ese mensaje. El problema surge cuando un gran porcentaje de sus usuarios de correo probablemente hayan activado el bloqueo de imágenes en su correo electrónico. Esto significa que aún abriendo el correo electrónico, no se incluirán en su tasa de apertura, lo que es un indicador impreciso y poco fiable para el equipo de marketing.

Estas podrían ser algunas de las tácticas que puedes seguir para obtener un rendimiento más eficaz de tus correos electrónicos, una mejor lista de contactos y el progreso hacia una variedad de objetivos más generales.

¿Crees que estas métricas pueden ayudarte a mejorar la comunicación de tus campañas?