Desarrollar una estrategia en redes sociales puede resultar complicado en un principio. La recompensa sin duda vale la pena ya que a día de hoy es muy importante para las empresas el uso que hacen de las redes sociales, tanto en las publicaciones de ofertas como en relación a contenido especializado.

Sin embargo, es natural que muchas empresas acaben desistiendo de su realización por todo el trabajo que conlleva, por no saber cómo enfocarlo e incluso porque no poseen trabajadores especializados.

Pero has de saber que es fundamental la realización de un plan estratégico de redes sociales, en el que has de plasmar los objetivos a alcanzar al igual que el guión con las diferentes acciones que realizar para llegar a conseguirlos. Sin la realización de ese plan estratégico, lo más probable es que no seas capaz de qué mensajes publicar para cierta acción o de sí tus publicaciones están teniendo buena acogida. Eso repercute en tus beneficios.

<< Descargar guía gratuita para mejorar la gestión en redes sociales >>

Para evitar que tú también desistas, te damos 9 claves para ayudarte a preparar tu plan estratégico en redes sociales:

1.  Fija unos objetivos. Se ha demostrado que fijar unas metas previas aumenta las posibilidades de éxito, así que antes de crear y poner en práctica tu estrategia, es necesario establecer objetivos sólidos. No sólo debes tener en cuenta el objetivo final de tu empresa, sino que debes concretar tu objetivo principal en las redes sociales. Para ello te recomendamos utilizar el método S.M.A.R.T como guía. El acrónimo en inglés de este modelo hace hincapié en el establecimiento de unos objetivos que sean específicos, medibles, alcanzables, realistas y oportunos.

2.  Descubre tu mercado y público objetivo. A la hora de ponerte a crear tus objetivos, piensa quién es tu cliente ideal y cómo aprovechar esta información. Considera qué redes utiliza tu mercado objetivo y dónde acuden habitualmente tus clientes para buscar información. También puedes crear personajes ficticios que te ayuden a centrarte realmente en aquellas personas que esperas alcanzar.

3.  Analiza los puntos débiles de tu audiencia. Piensa a qué tipo de problemas se enfrentan habitualmente tus clientes o a cuáles podrían enfrentarse en un futuro. Anticiparse a los problemas de tus clientes potenciales es una buena forma de establecer una marca de valor.

4.  Crea una voz para tu marca. La voz de tu marca es la herramienta de marketing más valiosa, y establece cómo tu empresa es percibida por el público. La voz de la marca es el tono que retrata el contenido social, e incluye desde el diseño visual de la marca hasta tu manera de comunicarte en las redes sociales. Aquí te damos unos consejos para crear tu marca en internet.

5.  Concreta el tipo de contenido que quieres publicar. Piensa en cada concepto posterior y asegúrate de que encaja en tu estrategia global. Además, ten en cuenta que no todos los tipos de contenido son compatibles con los objetivos generales de la empresa.

6.  Define unas funciones y encargados. Al igual que para el desarrollo de la empresa en general, también es importante para las redes sociales entender quién va a administrar, supervisar y participar en cada cuenta. Una vez repartidas las funciones puedes ayudarte de herramientas como Hootsuite para organizarte y realizar un seguimiento de tus publicaciones.

7.  Ayúdate de los anuncios para promocionarte. Según "eMarketer, líder mundial en investigación en el mundo digital, entre el 20 y el 25 por ciento de las personas que ven un anuncio en Facebook o Twitter, acabarán visitando la tienda o sitio web del anunciante". Recientemente, ambas redes sociales han lanzado al mercado nuevos formatos publicitarios: Canvas y First View.

8.  Fija la frecuencia de publicación. La mejor manera de encontrar la frecuencia que más se adapta a tu negocio es a través del ensayo y error. Sin embargo, aquí tienes unas pautas generales dependiente de la red social de la que se trate:
       - Facebook: 1-3 veces por día
       - Instagram: Una vez al día 
       - Twitter: 8-24 veces al día 
       - Google+: Una vez al día 
       - Pinterest: 4-10 veces por día 

9.  Mide el éxito de tus redes. Si bien es bastante fácil medir el número de nuevos seguidores, hay otras formas que deberías considerar para medir el éxito de tus publicaciones, como son: el click-through con la tasa de rebote, la participación en el tráfico referido, la viralidad, o el número de leads y ROI.