¿Consideras que tu estrategia de marketing digital es clásica?

Entonces es hora de cambiar y ponerse al día.

Descargar guía gratuita: El marketing digital el gran aliado del sector industrial

Pero antes de aprender cómo modernizar tu estrategia de marketing digital, vamos a hablar de lo que hace a una estrategia anticuada. Si estás utilizando cualquiera de estos enfoques que vas a ver a continuación detente un momento:

  • Te centras en métricas de bajo valor como impresiones y clics. Las impresiones y clics te permiten saber si realmente estás alcanzando a personas, pero no la eficacia real de tus campañas.
  • Pones demasiado énfasis en el número de palabras clave que tiene tu contenido. Está claro que debes incluir palabras clave en tu contenido, pero Google está mucho más preocupado por la experiencia del usuario (UX) y la relevancia del contenido y mucho menos por la cantidad de veces que tu página web repite "puertas magnéticas".
  • Confías en tu instinto. Es cierto que tener una experiencia previa es super valioso, pero tomar decisiones sobre tu estrategia de marketing digital basándote únicamente en lo que funcionó en el pasado es una mala idea. El uso de datos objetivos para guiar tu estrategia te reportará mejores resultados.
  • Te concentras en tu marca y no en tu audiencia. Obviamente quieres que los compradores conozcan tu marca, pero no hay que pasarse. Tu contenido debe ser más educativo y menos promocional, especialmente cuando te diriges a compradores que se encuentran etapas en descubrimiento o consideración en su viaje como compradores.

Cómo construir una estrategia de marketing digital moderna

Concéntrate en los métodos y KPI's correctos

Los datos nos evitan que perdamos el tiempo en estrategias que no producen resultados, dicho de otra manera: evitarán que giremos las ruedas en sentido contrario. Definir tus KPI debe ser el primer paso mientras actualizas tu estrategia. Si no sabes como es el éxito no tienes ninguna forma de saber si una estrategia está funcionando o no.

Seguramente tu lista de KPI's incluya métricas principales como impresiones, clics y conversiones. Pero no puedes quedarte ahí, piensa también en:

  • Contactos calificados para marketing (MQL). Contactos que han indicado que tienen un interés activo en tu empresa.
  • Contactos calificados para ventas (SQL). Contactos que han demostrado un mayor nivel de intención de convertirse en clientes y están listos para ser contactados por un miembro de tu equipo de ventas.
  • Ventas cerradas (SAL). Contactos con los que finalmente cerraste la venta de tu servicio/producto.

Estas métricas son una mejor medida del progreso de tu generación de demanda y de las campañas para generar contactos potenciales. El análisis de estos datos te ayudará a determinar qué estrategia de marketing digital es la mejor para tu marca, incluso si el enfoque que estás usando no es el más correcto o mejor. No tengas miedo de probar otros métodos, si la cosa no marcha bien olvídate del "es lo que hemos hecho siempre".

Construye y mantén una presencial digital fácil de usar

El rediseño de un sitio web no es un proceso simple. Por lo general, lleva varios meses y requiere la coordinación de múltiples departamentos de la empresa como ventas, marketing, diseño y desarrollo, así como la inversión de un tiempo y recursos considerables.

Un sitio desactualizado o mal diseñado puede tener una gran impacto en el éxito de una marca. Echa un vistazo a estas estadísticas:

  • Casi el 40% de las personas dejarán de interactuar con un sitio si el diseño no es atractivo.
  • Las páginas que se cargan en un 1 segundo aumentan su tasa de conversión hasta en un 27%.
  • Una mala navegación o un mal diseño reduce la credibilidad de una marca.

Tu sitio web debe proporcionar una experiencia de usuario (UX) positiva y un factor decisivo en esto es que los usuarios encuentre fácilmente lo que están buscando, como detalles sobre tu producto/servicio o contacto de la empresa. Desde el momento que llegan a tu sitio, los visitantes deben estar seguros de que están en el lugar correcto y tu marca tiene la solución a lo que están buscando.

Asegúrate que todo lo que esté en tu sitio web sea útil. El contenido que no lo sea, actuará como barrera entre los compradores y las acciones que quieres que hagan: convertir. Las llamadas a la acción (CTA) en tu sitio deben ser claras, concisas y visibles. Una vez más, tu objetivo es hacerlo lo más fácil posible para que los visitantes se conviertan en clientes potenciales.

Además de disminuir la distancia entre el punto A (llegada al sitio web) y el punto B (conversión), los pasos a lo largo del camino deben ser visualmente consistentes. Todos los elementos de su sitio, desde el logotipo en el encabezado hasta la fuente en el pie de página o el fondo en la página interna menos visitada deben reflejar tu identidad de marca.

Consejo: Siempre ten en cuenta las mejores prácticas de optimización en motores de búsqueda (SEO) a medida que diseñas tu sitio. No permitas que tu web acabe en las partes inferiores de los resultados de Google porque no considerar la velocidad de carga, la adaptación a dispositivos móviles, los metadatos, las palabras clave...

Utiliza los informes de atribución para guiarte en el proceso

Los informes de atribución, te ayudarán a comprender el verdadero desempeño de cada canal y determinar dónde debes invertir tiempo y recursos. La atribución del marketing es el proceso de identificación de las interacciones individuales que un contacto tiene con tu marca durante todo su viaje como comprador. Permite obtener una visibilidad completa de cuánto influyó cada punto de contacto en la decisión del comprador.

Si no te ha quedado muy claro no te preocupes, lo vemos con un ejemplo:

Imagina que tu marca está invertiendo en campañas de SEM para promover una demostración de tu producto. Primeramente se publica el anuncio en Google y el visitante hace clic en el anuncio. Cuando llega a la página web sin embargo decide que no es el momento de registrarse para la demostración y lo deja para otro momento. Unos días más tarde mientras este visitante está leyendo contenido relacionado sobre el tema de la demostración a través de la red display de Google ve un aviso que le recuerda la demostración. Aunque no hace clic en el banner, el ya vuelve a tener en su mente tu marca. A la semana siguiente, ese visitante recibe un anuncio en Facebook de "Ultima oportunidad para apuntarte a la demostración del producto X". Él/Ella hace clic en la publicación y se registra finalmente en la demostración.

Sin utilizar un informe de atribución, diríamos que el anuncio de Facebook ha sido lo más eficaz. Pero en realidad, fue la combinación del anuncio de Facebook, los anuncios de Adwords y la landing page creada lo que llevó a la conversión. Si en este escenario esto ocurriese repetidamente (o en casos similares) y no utilizases estos informes, lo más lógico sería bajar el presupuesto en Adwords y aumentar en Facebook, algo que sería un error.

Aprovéchate del Inbound

Aunque es posible que hayas incorporado algunos aspectos del Inbound Marketing en tu estrategia de marketing digital, ¿estás sacando el máximo provecho de ello?

Si realmente quieres aprovechar al máximo el Inbound Marketing deberías:

  • Ofrecer una variedad de contenido: No des la espalda a los blogs, ebooks e infografías. Considera crear vídeos o contenidos interactivos. Los diferentes segmentos de tu público objetivo responderán mejor a diferentes tipos de contenido. Proporcionar una mezcla te ayudará a destacar en tu competencia.
  • Proporcionar contenido para cada etapa del viaje del comprador. Los contactos que han comenzado recientemente la búsqueda de su problema no están interesadas en leer una guía de servicios, y los contactos que están listos para hablar de servicios/productos, probablemente no quieran una infografía sobre las tendencias de su industria.
  • Cura tu contenido. Es importante tener una variedad de contenido útil y relevante, pero la cantidad nunca debe superar la calidad. Los compradores no consumirán tu contenido simplemente porque esté ahí. Debe ser algo que responda a sus necesidades en el momento adecuado.
  • Selecciona cuidadosamente los canales de difusión. Todos los días se abren nuevas vías para difundir el contenido a los compradores, pero eso no significa que se deba tener presencia en todos los canales. Recuerda estar en aquellos en los que está tu público objetivo y proporcionarles contenido adecuado para su etapa del viaje como comprador. Ayúdales durante todo su viaje sin interrumpirles.
  • Reutiliza tu contenido. No tengas miedo de reutilizar tu contenido existente en otras piezas de contenido. Por ejemplo, convierte un post en una infografía o un capítulo de un ebook en un post.

Si deseas que tu marketing digital tenga éxito necesitarás tomar decisiones basadas en datos en función de tus objetivos de marketing específicos y los de tu audiencia. Al seguir estos pasos, encontrarás más fácil crear campañas digitales eficaces y más potentes.