Antes de nada para explicar un poco a qué nos referimos con el término ROI diremos que es un anglicismo que proviene de Return of Investment, que traducido al español vendría a ser como “Retorno de la Inversión”.

Según la descripción que dá la plataforma especializada en social media Hootsuite en su blog “podemos definir el ROI en redes sociales como una medida de la eficiencia de una campaña de social media marketing” . Por tanto, es una razón financiera que compara los beneficios y la utilidad de una campaña en comparación con la inversión realizada. Su fórmula es la siguiente:

Fórmula para calcular el ROI en social media

¿Exáctamente qué es el retorno entonces? No sólo es el dinero que estás invirtiendo, es construir comunidades, crear nuevas listas de correo y generar tráfico.

Para poner un ejemplo práctico:

  • Si inviertes 1.000€ en una campaña, y solo consigues 250€, tu ROI es de -75% .
  • En cambio si vendes 5.000€, tu ROI es de 400%

Pero, ¿Por qué es tan importante medir la inversión en Social Media Marketing?

Este concepto es imprescindible para tu empresa, ya que permite a los encargados de marketing invertir más tiempo y recursos en lo que más funciona y a integrar las redes sociales en los objetivos generales de la empresa para conseguir una máxima eficiencia de nuestra presencia en la red. Las redes sociales no son un simple escaparate de nuestra marca, utilizando una buena campaña de social media podemos conseguir increíbles resultados aprendiendo a medir nuestros parámetros.

Un claro ejemplo de la importancia del ROI se muestra en el estudio realizado por Syncapse el pasado año, que determinó la importancia de los fans en las páginas de Facebook de grandes empresas con un análisis de sus resultados antes y después de invertir en anuncios y tuvo como resultado que su potencial económico aumentó considerablemente gracias a esta plataforma, que a día de hoy se considera la reina del marketing digital.

Lo primero que debemos pensar son los factores a tener en cuenta en el presupuesto: Los gastos de personal derivados de perfiles profesionales necesarios como el de community manager, la inversión en publicidad y promoción, y otros posibles pagos externos, como puede ser la necesidad de contratar a una agencia externa que se encargue de la difusión. (Si tienes dudas sobre si esta inversión es  beneficiosa consulta nuestro post “¿Es mejor contratar una empresa de marketing digital o formar a tus empleados?

Por otro lado, los beneficios derivados de la inversión son un mayor compromiso con los clientes, una comunicación directa con el usuario y una mayor velocidad de feedback. Todo ello nos ayudará a aumentar la adquisición de clientes en nuestra página web e incrementar nuestro conocimiento de marca a través de herramientas específicas.

Formas de medirlo

  1. KPI: Keys Performance indicator: Herramientas que nos ayudan a medir y cuantificar nuestro rendimiento y que cambian en función de lo que queramos conseguir. Pueden medir las impresiones (cuantas veces aparecemos en el timeline), el alcance (con herramientas como Facebook Insights), las interacciones, los engagement, el tráfico a la landing page, las menciones, la tasa de rebote (tiempo de permanencia en nuestra página) , la tasa de conversión (leads o ventas), en número de clicks o la viralidad.

  2. Google Analytics: Es imprescindible para saber si el usuario visita nuestra página web. Si nuestro negocio posee tienda online otra herramienta fundamental es el código e-commerce para Google Analytics, que nos permitirá conocer el tanto por ciento de las conversiones en e-commerce según las visitas, el rendimiento de los productos, las ventas, el tiempo de compra, etc.

  3. Url Builder: Permite seguir el tracking de cualquier campaña y nuestros enlaces a las landing page. Además utilizándolo en todas nuestras redes nos permitirá conocer el rendimiento de cada una y así saber cuáles funcionan mejor para nuestro tipo de negocio.