Desde 1970 los sociólogos ya teorizaban sobre una “Gran Red” que conectaría a las personas y desarrollaron conceptos tan actuales como la teoría de los 6 grados de separación. 45 años más tarde, gracias al auge de las redes sociales Facebook esta teoría se ha hecho realidad, conectando a más de mil millones de personas en una sola plataforma, reduciendo incluso esta teoría a los 3 grados y medio.

Con toda esta abrumadora audiencia potencial no es de extrañar que generar contenido viral se haya convertido en una de los grandes objetivos de las marcas en sus políticas de comunicación y manejo de redes sociales. Generar este tipo de contenidos y que triunfen entre la audiencia depende de multitud de factores y nadie ha logrado una receta mágica. Cabe destacar que el contenido no es “viral” por sí mismo, son las personas quienes le dan esa condición siempre y cuando el contenido sea “compartible”.

A pesar de que cada año son numerosos los contenidos que alcanzan grandes audiencias y dan la vuelta al mundo, muchas veces poco tienen que ver entre sí. En este post reunimos algunos de los mejores consejos para crear elementos virales, aunque te recomendamos que no te obsesiones con los trucos, hay demasiados expertos en medios sociales y al final lo que importa es ser uno mismo con un contenido original que fidelice a tus seguidores y te ayude a conseguir otros nuevos (Y aquí tienes el primer consejo).

  1. Busca la rentabilidad: Contenido viral es igual a contenido con el que se identifica la audiencia. Un creador de contenido debe mirar a través de los ojos del espectador, provocar emociones (Ten corazón, nada se toma más enserio que las emociones humanas). Seguir las recomendaciones de SEO está bien y puedes utilizar herramientas especialmente dedicadas a ello como Hubspot, pero al final éstas sólo piensan en los buscadores y no en los usuarios.
  1. Sincronización: El tiempo lo es todo. Está claro que habrá movimientos virales que no se puedan programar (Internet es caprichoso y nunca se sabe que puede estar en boca de la audiencia), pero hay eventos que sí se pueden anticipar, aprovéchalos en tu propio beneficio. Crea contenido que a ti te gustaría compartir, que hable de quién eres y cuál es tu postura, pero sobre todo que sea útil y sencillo. Tampoco te olvides de utilizar el humor y darle otra vuelta de tuerca a la actualidad, no hay nada más social que eso.
  2. Utiliza tu red de contactos (Networking): Ciertos estudios determinan que con sólo 50 personas de relativa influencia que compartan un contenido puede hacerse viral. Conocer a las personas correctas e incluso utilizar su promoción como un elemento publicitario puede ser de gran utilidad y nunca generes contenido que a la gente se avergüence de publicar: contenidos morbosos, rumores, actividades ilícitas… Algunas empresas buscan la polémica sin percibir que estos contenidos a la larga molestan a los usuarios.

Por último no olvides que las redes están en constante evolución, así que no tengas miedo a probar ideas nuevas, aprender de tus éxitos y tus fracasos y seguir tu instinto.