3 claves para crear un mejor sitio web corporativo

3 MIN DE LECTURA
Claves para crear un mejor sitio web corporativo

Los responsables de compra actuales en el ámbito empresarial B2B confían en los canales digitales en cada momento de su proceso de decisión, incluso mucho después de haber hablado con agentes comerciales de posibles proveedores.

Pero los esfuerzos comerciales de las empresas no logran respaldar la forma en que los clientes potenciales realmente realizan su compra. Hay que seguir, alimentar y cuidar los leads durante un proceso que comienza con la búsqueda y prospección pero que debe llevar una gestión continua hasta poder entregarlo al equipo de ventas.

Las mejores empresas deben desarrollar un proceso comercial donde las estrategias digitales y las interacciones personales offline se complementen en cada etapa del proceso de compra del cliente potencial. Todos nos esforzamos en ofrecer una imagen perfecta de nuestro negocio, pero ahora es el momento de crear una visión continua y sin interrupciones de nuestra empresa hacia los clientes.

Echa un ojo a nuestra guía gratuita sobre: Cómo hacer un rediseño de tu página  web para triunfar en Internet

Para conseguirlo hay que volver a pensar o revisar la estrategia de tu sitio web, es posible que incluso haya que rediseñarlo para adaptarlo a la forma en que tus clientes potenciales buscan e interactúan en internet. Los sitios web de proveedores son el canal digital más consultado por las personas en cada etapa del proceso de compra. Por el contrario la gran mayoría de los sitios web corporativos orientados al B2B, no están orientados a este tipo de comportamiento de compra, sino que están creados solo para transmitir información.

Básicamente todos nosotros queremos contar quiénes somos, qué hacemos y cómo lo hacemos, pero para poder ayudar a potenciales clientes un sitio web debe cumplir tres principios fundamentales de diseño:

 

1. Ofrezca a los clientes un punto de entrada en sus palabras clave.

Después de analizar cientos de sitios web corporativos, encontramos que sólo unos pocos invitan a los clientes a conversar. Hay que empezar por dejar hablar un poco de sí mismos y dar la posibilidad a los clientes de compartir algo sobre quiénes son y qué buscan hacer, según sus objetivos.

Piensa que estas en el café networking de un evento, generalmente no te gusta charlar con quiénes sólo saben hablar de sí mismos. Sin embargo, eso es precisamente lo que hacen la gran mayoría de los negocios en sus sitios web empresariales.

Este tipo de sitios web dejan a los visitantes preguntándose si de verdad les importas, si sabes quienes son o si sabes realmente que hacen en tu sitio web, en el mejor de los casos resulta impersonal pero suele ser desalentador porque parece que no te acercas a ellos, sino que les has dejado solos en una sala vacía de tu empresa.

Debes tratar de invitar a participar a tus visitantes incluso puedes preguntar antes de mostrar tu sitio para adaptarlo a sus características y de ese modo sienta una experiencia web mucho más personalizada.

Una buena idea es segmentar al visitante hacia las áreas de negocio para tratar de orientar su tiempo en tu web hacia lo que más le interesa y no abrumarle con toda la información. En este momento puedes preguntarte como se definen tus clientes potenciales y que piensan respecto a los proveedores como tú.

2. Presenta tus soluciones en el lenguaje de los clientes.

Del mismo modo que los mejores sitios web invitan a los clientes a una conversación, también guían a los compradores a las soluciones de los proveedores utilizando el lenguaje de los resultados de los clientes, en lugar de las capacidades del proveedor.

Las mejores empresas dedican tiempo a entender los objetivos comerciales concretos que sus clientes quieren alcanzar, después organizan su sitio web corporativo utilizando un lenguaje que los clientes reconocen inmediatamente, para que no dediquen tiempo a entender que hacen en lugar de interactuar. Una idea puede ser dar a conocer problemas reales que suelan tener para profundizar en un conjunto de soluciones.

En cada paso, el objetivo es hacer que el conocimiento sobre tu empresa y el dirigir hacia la conversión sea fácil, una ruta de navegación orientada hacia las soluciones. Puedes preguntarte que están buscando tus clientes en proveedores como tú.3. 

3. Ayude a los clientes a realizar la acción por la que llegaron a su sitio web.

La tercera clave a tener en cuenta y más importante, los mejores sitios web empresariales identifican y facilitan las tareas específicas que los clientes quieren realizar.

Un ejemplo puede ser usar calculadoras de presupuesto, que permiten hacerse una previsión de costes de forma rápida e independiente. Es una idea simple y práctica, pero que tiene un objetivo concreto: permitir que el comprador avance en su proceso de compra mientras permanece en tu sitio web.

Antes de resideñar tu sitio web debes preguntarte que tareas específicas van a realizar tus clientes potenciales en tu sitio web corporativo y revisa como se realizan esas acciones actualmente en tu web. Parece obvio que todos queremos que contacten con nosotros, pero en ocasiones no es fácil hacerlo.

 

Si necesitas ayuda para evaluar tu sitio web empresarial, rediseñar tu estrategia online o solamente quieres aclarar ideas, puedes contactar con uno de nuestros expertos y realizaremos una auditoria gratuita sin compromiso para ayudarte a conocer como crecer en internet.

Contacta ahora con un experto

s
Publicado el 6 de febrero del 2018 - Actualizado el 6 de febrero del 2018

¿Te ha gustado el artículo? No se te olvide compartir