Claves de éxito para cualquier campaña de email marketing

7 MIN DE LECTURA
Escrito por Redacción
claves-de-exito-para-cualquier-campana-de-email-marketing

Si hay una acción de marketing y comunicación eficaz y atemporal, es el correo electrónico mediante estrategias de email marketing. Muy probablemente, hayas llegado hasta aquí haciendo clic en uno, como un boletín semanal o newsletter, y si no, seguramente has recibido algún otro hace no más de 5 minutos... ¿A que sí?

¡Lo sabíamos! El correo electrónico es una herramienta fundamental, de hecho nada lo ha desbancado en los últimos 30 años y se sigue usando en el día a día, tanto en marketing digital como en otros ámbitos, y es algo tan indispensable que forma parte principal de nuestra identidad digital, así de simple. Esto no es nuevo, pero sí es importante recalcar que a mayor digitalización, mayor será el uso de tácticas y herramientas de comunicación online, incluyendo el email.

Puedes consultar este artículo dónde te enseñamos cómo puedes incorporar el email marketing dentro de tu plan de marketing digital

No queremos recordarte la historia del correo electrónico, ni los detalles de su uso generalizado, eso será otro tema para otro día, hoy queremos dejarte claro qué se necesita para preparar y puedas mejorar tu estrategia de email marketing para que, llegado el momento, arranques cualquier campaña de un modo más eficaz.

 

 

El email marketing no se trata de sentarte frente al ordenador y bombardear a tu audiencia con mensajes repetitivos e irrelevantes, sino de contar con la infraestructura y las herramientas técnicas necesarias para que la conversación con tu público objetivo sea lo más fluida, práctica y útil posible, teniendo como prioridad construir relaciones sólidas y duraderas con tu audiencia. Así que, antes de anticiparte y preocuparte por métricas vanidosas como el número de envíos, aperturas o número de clics, debes asegurarte de que cumples con todo lo que te vamos a contar, recuerda que la clave es enviar el mensaje adecuado en el momento oportuno con la mayor personalización posible.

 

1. Investigar, contrastar y elegir el servicio de email marketing más adecuado.

Pareciera que este primer requisito es bastante lógico, ¿no? Pues la realidad es que a veces muchas empresas se limitan a las funcionalidades básicas del primer servicio gratuito que encuentran o con el que ya están acostumbradas a trabajar y, aunque no tiene por qué ser algo negativo (por ejemplo, Gmail es un servicio de correo electrónico gratuito muy potente y reconocido por sus integraciones y practicidad), lo que necesitas es sacarle todo el provecho a esta herramienta.

Pero, ¿cuáles son las funcionalidades que debe tener un buen servicio de correo electrónico? A continuación te compartimos algunos elementos básicos que debes identificar en esta búsqueda:

  • Capacidad para la automatización en envíos, más allá de una simple programación de correo electrónico individual.
  • Plantillas útiles, prácticas y con capacidad de personalización y adecuación al tipo de correo electrónico de marketing que desees enviar.
  • Integración de elementos interactivos y de conversión (no, no hablamos de emojis): botones de llamada a la acción o CTA, por sus siglas en inglés (Call To Action), formularios para captación de leads o medición de satisfacción, páginas de destino (landing pages), etc. 
  • Analíticas integradas para que, ahora sí, puedas analizar tus métricas sin recurrir a un tercero y usar tus propios datos internos como fuente fiable y medible.
  • Capacidad para llevar a cabo pruebas A/B, es decir, que te permita enviar dos versiones diferentes de tu mismo correo electrónico para recopilar datos reales de rendimiento y el propio servicio te indique cuál de las dos versiones es la más eficaz.

 

2. Organizar, clasificar y segmentar tus contactos.

Ahora que sabes todo lo que debes tratar de incorporar en tu servicio de email marketing, vamos con un punto al que a veces tampoco se le da la importancia que merece, la segmentación.

Esto consiste en dividir o clasificar a tu lista de contactos en pequeños grupos o categorías. En el mejor de los casos la mayoría se limita a segmentar únicamente por su tipo de cliente o buyer persona, pero la segmentación te brinda posibilidades infinitas. Aunque es un buen punto de partida, puedes segmentar aún más a tus contactos por intereses, hábitos y preferencias de consumo, comportamiento, intereses en productos o cualquier campo que tengas en tu base de datos que te permita personalizar al máximo tu relación con el contacto.

Recuerda que el email marketing es una de las herramientas de comunicación digital más útiles y directas con tu cliente, por lo que el tono debe ser lo más humano y natural posible. La segmentación te ayuda muchísimo a redactar mensajes centrados en el cliente y en sus inquietudes, lo cual permite sacarle aún mayor provecho a la automatización. Ojo: ten mucho cuidado cuando definas tus segmentos, ya que si envías el contenido equivocado, es muy probable que pierdas contactos y credibilidad.

Como todo en la vida, debes mantener un equilibrio. No exageres en tu segmentación ni pierdas tiempo en identificar segmentaciones que, a la hora de la verdad, no te van a aportar nada. Cada negocio es diferente y, por lo mismo, también sus clientes. Lo importante es que tu servicio de correo te permita enviarle los mensajes adecuados, a tus contactos adecuados, en el momento adecuado. A continuación te dejamos unos cuantos ejemplos de cómo puedes segmentar tu lista de contactos:

  • Por tipo de sector o industria.
  • Por país, región o zona geográfica.
  • Por cargo, jerarquía o grado de toma de decisión.
  • Por etapa de ciclo de vida: descubrimiento, consideración o decisión.
  • Por hábitos de consumo o compra.
  • Por frecuencia de compra.
  • Por tipo de objeción o desafíos que tenga hacia tu producto.
  • Por grado de interacción en tu web o con tus mensajes.
  • Por fuente de atribución: redes sociales, medios ATL, etc.

 

3. Hacer uso de un CRM con correo electrónico integrado.

Un buen CRM (Customer Relationship Management, por sus siglas en inglés) o software de Gestión de Relaciones con Clientes, te va a permitir integrar todas las funciones anteriormente mencionadas de manera práctica y unificadamente, donde podrás automatizar tus envíos con base en cómo tengas estructurada tu base de datos.

Además, un CRM te da visibilidad total del recorrido de comprador de tu cliente (buyer journey en inglés) y las interacciones que éste o tu prospecto realiza con tu empresa, lo cual te permite hacer uso de la automatización para enviarle contenido útil y ajustado a sus necesidades, en el momento adecuado.

De esta manera, estás cuidando algo muy importante: el contexto. Sin esta información valiosa, es posible que al estar utilizando únicamente tu servicio de correo electrónico estés cayendo en malas prácticas con tus prospectos, como el el spam.

Además, por lo regular, un buen CRM con email marketing integrado te va a permitir hacer uso de plantillas con diseño incorporado para que no tengas que perder tiempo en hacerlo visualmente atractivo y puedas dedicar ese tiempo en la calidad de tus mensajes: forma y fondo.

Hay muchas soluciones CRM en el mercado, pero muchas no incluyen funcionalidades de correo electrónico integrado. Por eso es importante que tengas muy claras las 8 funciones esenciales de un buen sistema de software CRM.

 

4. Implementar la automatización a través de workflows.

Los flujos de trabajo (workflows en inglés), como bien indica su nombre, son procesos automatizados, diseñados con base en una secuencia de actividades, acciones o sucesos que pueden ocurrir a lo largo de tu estrategia de marketing digital, y tu campaña de email marketing no es la excepción,

Tu campaña de email marketing debe tener, por lo mínimo, una secuencia lógica y un orden de comunicación estructurado, donde consideres los "cuándos", "a quiénes" y "cómos". Por ejemplo, una vez que tienes bien definidas tus listas de contacto de acuerdo con los segmentos de clientes establecidos, puedes diseñar un flujo de comunicación para cada uno de éstos, en los que puedas definir la frecuencia de envíos, los mensajes a incluir y los posibles caminos que pueda tomar con base en su reacción o respuesta a tus comunicaciones.

Piénsalo de esta manera: la automatización es como un motor que pone en marcha un coche (en este caso, la segmentación) y la carretera o autopista por la que éste avanza, se detiene, da vueltas o se regresa, es el flujo de trabajo. Tu campaña de email marketing, así como tu CRM o servicio de correo electrónico, es como una ciudad o sistema de calles, con carriles exclusivos para cierto tipo de vehículos (otras segmentaciones), con semáforos que pausan el tráfico de acuerdo con ciertas condiciones (en este caso, un semáforo puede ser una condición de tu workflow), etc.

Si no cuentas con un sistema como un CRM que te facilite este flujo de trabajo automatizado, vas a caer en las típicas malas prácticas habituales del email marketing y, sobre todo, vas a ejecutar tu estrategia de email marketing como si fueras una gallina sin cabeza.

 

5. (Bonus) Suscripción de blog de RSS.

Seguramente hayas visto estas siglas con mucha frecuencia navegando por distintas páginas y blogs en internet. Son las siglas de "Really Simple Syndication", lo que en español se traduce literalmente como Sindicación Realmente Simple, aunque se conoce de muchas otras formas como sindicación de contenidos RSS, sindicación a canal RSS, etc.

Si vas a implementar una campaña de email marketing, seguramente es porque quieras empezar a enviar newsletters y/o boletines semanales o mensuales sobre algún contenido de la página web de tu empresa, la cual normalmente suele ser el blog. Incorporar el RSS en tus esfuerzos de email marketing permitirá a tus lectores suscribirse a este contenido y recibir tus newsletters con contenido nuevo y actualizado.

Esto se hace a través de una plantilla de correo electrónico, personalizable, que te permite incluir los elementos recientes de la fuente que determines, en este caso la fuente RSS de tu blog.


 

6. Algunos consejos más.

Finalmente, recuerda que los esfuerzos de email marketing deben ser integrales e ir de la mano con el resto de tus acciones de marketing digital. Es decir, cuidar el contexto comunicacional y disponer de las mejores herramientas para ello. Una empresa, sea pequeña o grande, puede tener el mejor branding, la mejor propuesta de valor o los precios más competitivos de su industria, pero sin embargo, si no logra hacer llegar estas propuestas directamente a sus prospectos y nutrir su ciclo de compra a través de un buen sistema de email marketing, no habrá correo electrónico que convierta y, por lo tanto, que resulte en ventas efectivas y recurrentes.

Si tienes dificultades en implementar una buena estrategia de email marketing o todavía te cuesta un poco de trabajo seguirle el paso al marketing digital, apóyate de un profesional y descubre los beneficios que te puede traer un buen servicio de coaching de marketing digital guiado y personalizado.

 

Kit de plantillas de email para marketing y ventas
Publicado el 23 de junio del 2021 - Actualizado el 29 de julio del 2021

¿Te ha gustado el artículo? No se te olvide compartir

¡Suscríbete a nuestro blog!