Cómo crear un plan de marketing digital en 6 sencillos pasos

7 MIN DE LECTURA
Escrito por Redacción
Servilia-9-claves-de-marketing-digital-para-promocionar-tu-ecommerce

Las empresas que no tengan un plan de marketing digital están perdidas. Así de simple. Puede que no conozcan los beneficios que puede aportar o no tengan ni idea de cómo crear uno. Pero la realidad es que tarde o temprano les pasará factura, así que si te encuentras en esta situación, te recomendamos pedir ayuda a un experto. Ya habíamos detallado antes cómo un buen servicio de coaching en marketing digital puede ayudarte a invertir más tiempo de calidad en lo que verdaderamente importa, que es crear y estar siempre un paso más adelante de tu competencia, así que no pierdas la oportunidad de dar ese salto.

El post de hoy se centrará en ayudarte a crear un buen plan de marketing digital sencillo y efectivo con el que podrás convertir las debilidades de tu empresa en fortalezas, transformar tus fortalezas en una oportunidad para incrementar tu presencia online, y que cumplas cualquier tipo de objetivo.

 

Crea tu propio plan de marketing digital con esta plantilla gratuita mientras te seguimos explicando cómo paso a paso en este artículo

 

¿Para qué sirve un plan de marketing digital?

Un plan de marketing digital te permite aprovechar la situación actual de tu empresa para que, a través de una visión completa de tu negocio, puedas sacar el mayor provecho a tus canales de comunicación online con el fin de hacer cumplir tus objetivos de negocio. Es el resultado de un proceso de análisis que te permitirá tomar las decisiones más acertadas para tu negocio.

A continuación te explicamos de forma muy sencilla los puntos imprescindibles que tiene que tener tu plan de marketing digital para que sea efectivo y aplicable:

1. Identifica el propósito de tu empresa para definir con claridad tus objetivos de negocio.

Tienes que tener bien identificada la misión de tu empresa y plasmarla en una sola frase, sencilla y concisa, que dé respuesta a las siguientes tres preguntas: ¿qué resuelve, por qué y para qué?

La misión es un punto de partida excelente para tener claro tu propósito, con el cual vas a poder definir los objetivos de negocio. Ojo: todavía no estamos hablando de objetivos de marketing. Da un paso atrás, piensa a lo general pero pon foco en unas metas y tácticas sencillas, específicas y medibles. Por ejemplo, si eres un restaurante, un objetivo de negocio sencillo sería “aumentar un 25% las reservaciones online en el segundo trimestre del año”.

Puedes practicar este enfoque revisando algunos de estos objetivos SMART para aumentar ventas con marketing digital.

 

2. Identifica quién te va a comprar y con quién hace clic el propósito de tu negocio

Probablemente este sea el punto más importante de todos porque con esto vas a poder escoger los canales de marketing digital adecuados y vender más.

Tienes que identificar detalladamente los segmentos a los que tu empresa satisface y, al mismo tiempo, analizar cuál es el perfil de cada uno de éstos. Es importante considerar todo tipo de variables, cuantas más mejor: edad, sexo, ubicación geográfica, gustos, hábitos de consumo, poder adquisitivo, rol familiar, rol de trabajo, etc. Aunque parezca demasiado, no te agobies. Recuerda que lo importante es que sepas a quién te vas a dirigir específicamente, que se lo sepas describir a un amigo tuyo con el mayor detalle posible y, lo más importante, que sepas qué le va a motivar a comprarte. Este será tu buyer persona.

Ten en cuenta que si estás elaborando un plan de marketing digital, tienes que tener claro que tu buyer persona esté bien integrado en el ecosistema digital. Puedes ver este artículo muy completo acerca de la importancia de la buyer persona en la estrategia de marketing digital.

 

3. Análisis externo de tu empresa y DAFO

A este análisis también se le llama análisis del macroentorno o PEST, y consiste en analizar el contexto de tu empresa bajo las dimensiones políticas, económicas, sociales y tecnológicas

  • Lo político se refiere a las leyes, regulaciones y otros factores relacionados con la intervención del gobierno en tu negocio.
  • Lo económico a variables monetarias, precios, distribución de los recursos y otros factores que afectan económicamente en el mercado.
  • Lo social a variables demográficas, culturales y actitudinales relacionadas con el comportamiento y estilo de vida de tu entorno.
  • Y por último, lo tecnológico al desarrollo de la tecnología y grado de adaptación de ésta en el contexto de tu negocio.

No es necesario que te desgastes demasiado en esto, pues seguramente ya lo tienes claro. Lo importante es que este análisis te sea una excelente oportunidad para describir las variables que afectarán a tus buyer personas y, sobre todo, a tus esfuerzos de marketing y comunicación digital.

Utiliza la descripción de estas dimensiones externas para identificar amenazas y oportunidades que te permitan aprovechar tus fortalezas internas para satisfacer eficazmente las necesidades de tu negocio. Para esto, haz un análisis DAFO.

Por último, tienes que analizar a tu competencia. Elabora unas estadísticas básicas y concisas sobre cuántas empresas hay, el volumen de facturación, los empleados… Pero más en concreto, tienes que poner especial atención en analizar a tus competidores más directos intentando averiguar cuáles son sus posibles nuevas estrategias y objetivos, los productos actuales que ofrece al mercado, etc. Si tu idea es planificar una estrategia de marketing digital, ¡analiza lo que hace tu competencia en su web y redes sociales!

 

4. Define tus objetivos de marketing digital con ayuda de las 4C

Hasta aquí, ya deberías poder saber explicar de manera fácil por qué existe tu empresa, qué se propone año con año y cómo lo mide, cuáles son las necesidades e inquietudes de tus clientes y cómo vas a emplear tus fortalezas para desenvolverte con éxito en tu macroentorno.

Hoy en día el marketing digital especialmente el inbound marketing se centra en generar confianza con el cliente a través de contenido de valor. Por ello, en este contexto tan dinámico y conversacional, el cliente y su experiencia lo es todo. Así que el primer paso es tener en mente que el marco de tu plan de marketing digital se basa en las 4 C’s: consumidor, costo, conveniencia y comunicación:

  • Consumidor: destaca lo más intrínseco y valioso de tu buyer persona. El cliente es lo más importante y debes saber por qué sí (o no) te compraría. Genérale valor constantemente.
  • Costo: el precio de tu producto o servicio no es lo único que le interesa a tu cliente, sino también lo que le cuesta obtenerlo: tiempo, sacrificios personales, desgasto emocional, etc.
  • Conveniencia: la tecnología ha simplificado la manera en que compramos, adquirimos un servicio y nos comunicamos, por lo que la experiencia de usuario y compra debe ser fluida y práctica.
  • Comunicación: una campaña de marketing digital no es nada si no cuenta con los canales adecuados para interactuar con usuarios de forma constante, sostenible y genuina. 

Básate en las 4 C’s para finalmente decidir cuáles van a ser tus objetivos de marketing. Recuerda que éstos deben ser SMART y contribuir al cumplimiento de tus objetivos de negocio. Un sólido y muy sencillo ejemplo de objetivo de marketing puede ser que “20 de los leads que menos interés muestran en mi blog, hagan clic en un artículo al final de este trimestre”.

Incorpora toda esta inteligencia a detalle en tu estrategia de marketing digital para establecer los mejores canales de comunicación online y crear un modelo de trabajo sostenible, eficaz y rentable para atraer a tus clientes.

 

5. Ahora sí: Diseña el plan de acción de tu estrategia, ¡y ejecuta!

Estás a un último paso de arrancar con tu campaña, pero para ello, deberás darle contexto a tus objetivos de marketing digital y emplearlos para marcar la ruta de acción a ejecutar. Esto es la estrategia. 

Hay 3 elementos básicos que debes incluir en tu estrategia: el presupuesto, las iniciativas o acciones a ejecutar en un periodo de tiempo, y los canales de comunicación a emplear.

  • Detalla el presupuesto total de marketing y clasifícalo en ítems o conceptos concretos: gastos fijos y recurrentes, como por ejemplo salarios, software utilizado, etc.; gastos variables, como por ejemplo partidas de publicidad pagada para tus campañas, servicios externos como un coaching en marketing digital, etc. Tener identificado tu presupuesto de marketing digital te ayudará a medir mejor tus resultados y evaluar la rentabilidad de tus acciones.
  • Las iniciativas o acciones a ejecutar, siempre y cuando respondan a tus objetivos de marketing, son el atractivo de tu estrategia y se basarán principalmente en el contenido que generes. Tomando el mismo ejemplo anterior del restaurante, una iniciativa puede ser organizar una campaña en Instagram en la que, durante una temporada concreta, el chef enseñe en vídeos de 1 minuto de duración la preparación de sus platillos más exitosos para generar interacción en el canal y atraer clientes potenciales.
  • El canal de comunicación en el pasado ejemplo  son las redes sociales, concretamente Instagram. No obstante, tienes muchas más posibilidades: tu sitio web, tu blog, el email-marketing, la búsqueda orgánica en buscadores mediante SEO, etc.  Aprovecha tu creatividad y usa tus objetivos para emplear los canales más estratégicos y que mejor te funcionen.

La estrategia de marketing debe ser coherente con los pasos anteriormente analizados, así como con el presupuesto y periodo de tiempo para ejecutar. Antes de ejecutarlas, es importante que se plasme de una forma detallada, en orden de mayor o menor urgencia cada uno de los programas de acción, incluyendo en ellos la fecha de inicio de la puesta en marcha, así como todos los detalles necesarios para llevarlo a cabo. Mejora y haz una última revisión aplicando estos 7 consejos para impulsar tu estrategia de marketing digital.

 

6. Evaluación, medición y optimización

Es importante que en tu plan de marketing digital incluyas cómo vas a medir los elementos de tu estrategia una vez finalizada. Puedes incorporar las métricas más relevantes para cada iniciativa y también los indicadores que medirán cada uno de tus objetivos de marketing. 

Para entenderlo de forma sencilla, en el caso del ejemplo de la campaña en Instagram del restaurante, podría ser el número de impresiones y el incremento de reservas realizadas durante ese periodo concreto. Incluso, el restaurante podría ir más allá e incorporar alguna de las 9 métricas de redes sociales más importantes.

Lo más importante aquí es que tengas claro cómo vas a evaluar los resultados de tus acciones y sustentar la eficacia de tu plan de marketing digital, tomando en consideración a tu buyer persona, los canales utilizados y el propósito de tu negocio. ¡Ah!, un aspecto importante es que este plan de marketing digital que has realizado lo vayas modificando y actualizando a medida que alguno de los apartados cambien.

 

Ahora que ya sabes lo sencillo que es contar con un buen plan de marketing digital, es hora de que empieces a crearlo, así que... ¿A qué esperas?

Nueva llamada a la acción
Publicado el 9 de junio del 2021 - Actualizado el 9 de junio del 2021

¿Te ha gustado el artículo? No se te olvide compartir

¡Suscríbete a nuestro blog!