Objetivos SMART para aumentar ventas con marketing digital

4 MIN DE LECTURA
Objetivos SMART para aumentar ventas con marketing digital

Cada año cuando vas a planificar tu estrategia en internet puedes centrarte en objetivos inteligentes, con el método SMART. Si piensas en metas simples pero bien elaboradas, estarás ganando posiciones para crecer y medir mejor cómo aumentar ventas con marketing digital.

El método SMART para crear objetivos inteligentes te ayudará a establecer metas específicas (S), medibles (M), alcanzables (A), relevantes para tus objetivos comerciales (R) y en un tiempo determinado (T). Identificar correctamente las métricas que te ayudarán a crecer puede asegurar que tu negocio esté preparado para alcanzar sus objetivos también a largo plazo.

En el ámbito digital, al ritmo actual un año puede parecer mucho tiempo para establecer objetivos para algunas acciones y para simplificar las cosas, en Servilia por ejemplo, usamos objetivos trimestrales para algunos de nuestros principales canales, para poder controlar diariamente los cambios necesarios para tomar decisiones hacia el cumplimiento de esas metas y establecemos un objetivo SMART anual de negocio. De este modo las metas trimestrales nos permiten tomar el pulso del rendimiento de marketing y tomar decisiones para lograr los objetivos trimestrales alineados con objetivos generales de negocio anuales.

La metodología SMART ayuda a todo tipo de empresas a crear objetivos bien definidos ayudando al crecimiento del negocio, en esto debes centrarte al planificar tu estrategia digital.

Clave 1: Un objetivo estará bien definido y será útil si expresa un valor que cuando aumente o disminuya nos permita evaluar correctamente el rendimiento.

Clave 2: No confundir OBJETIVOS con ESTRATEGIAS, suele ser habitual.

Clave 3: Un buen objetivo debe estar bien definido y alineado a los objetivos comerciales del negocio.

También puedes revisar estos consejos para impulsar tu estrategia de marketing digital.

 

Descripción del método SMART de planificación de objetivos de marketing.

Específico (S = specific): Concreta: ¿Qué?

Si quieres hacer crecer tu negocio, tus metas deben reflejar exactamente lo que quieres hacer para conseguirlo. Cuanto más específicos sean tus objetivos, mejor y una forma de ayudarte es preguntarse el qué, cuánto, dónde, quién, cuándo y cómo.

Hazte esta serie de preguntas y te ayudarás a identificar mejor tus objetivos de marketing:

  • ¿Quién va a participar en la consecución de estos objetivos?

  • ¿Quién se verá afectado por el resultado?

  • ¿Cuáles son tus metas comerciales a satisfacer?

  • ¿Qué problemas puede haber para alcanzar estos objetivos?

  • ¿Cuándo es la fecha límite para completar tus objetivos?

  • ¿Dónde hay que conseguir esos objetivos?

  • ¿En qué canales?

  • ¿Por qué estos objetivos son importantes para tu empresa?

  • ¿Cómo crees que podrás lograr esos objetivos?


Si estás buscando hacer crecer su negocio, tus objetivos pueden incluir mejorar la generación de clientes potenciales o atraer a más clientes. Si tu negocio es relativamente nuevo quizás no recibas suficiente tráfico en la web y quieres plantear objetivos específicos para generar más visitas o tiempo de sesión de usuarios en tu web.

Es posible que tu empresa ya reciba tráfico web importante pero no consigues datos de contactos de clientes potenciales más cercanos a tu público objetivo, por lo que puedes plantear objetivos relacionados al proceso de conversión en tu web. Un objetivo bien definido tiene muchas más posibilidades de tener éxito. 

Medible (M = Mensurable): Cuantificada: ¿Cuánto?

Una de las claves del marketing digital es la posibilidad de medir mucho más, lo que nos permite tomar decisiones desde la experiencia en tiempo real. Un objetivo de marketing necesita números sólidos para ayudar a tu equipo a mantenerse al día y cumplir con los plazos.

En este momento cobra importancia definir la métrica que te ayudará a valorar el rendimiento ¿Cuánto quiere aumentar su número de clientes potenciales? ¿Cuántos nuevos visitantes quieres? ¿Cómo sabrás cuando hayas alcanzado tu objetivo?

Para establecer unos objetivos medibles revisa los datos de años anteriores por ejemplo  ¿Qué porcentaje de aumento tuviste de clientes o de contactos el año anterior? Al comparar números anteriores, estarás mejor preparado para encontrar valores que no sean demasiado ambiciosos o extraños pero que marquen un reto a conseguir por tu equipo. Si no tienes datos previos puedes revisar valores de mercado o simplemente comienza por unos datos “estimativos” y cada mes los ajustas a la realidad. Aunque no tengas dato previos de visitas siempre puedes comenzar con datos objetivos que puedas conocer Número de nuevos contactos”, “Número de nuevos clientes”

Aquí es donde entra en juego la siguiente característica de los objetivos SMART.

Alcanzable (A = attainable): dentro de la lógica de tu negocio.

Plantea objetivos que supongan un reto de mejora pero realistas a la hora de realizarlos. Deben ser motivadores como para requerir estrategias, ejecución y seguimiento de resultados pero con cuidado de no querer llegar a algo imposible de alcanzar.

No pierdas la perspectiva de que tus objetivos deben ser alcanzables dentro de la capacidad financiera y técnica de tu empresa. usa tus objetivos como retos de motivación para tus departamentos de marketing y ventas.

Relevante (R = relevant): alineado con tu negocio y útil.

Incluso si tu objetivo parece perfecto para el equipo de profesionales, puede que no sea relevante para los objetivos comerciales de tu empresa, industria o mercado en el que te mueves.

La relevancia se centra en alinear los objetivos con tus retos de negocio y también debe ser relevante para el posicionamiento estratégico y la misión de tu empresa.

Limitados en el tiempo Tiempo para alcanzarlo: ¿Cuándo?

Es un error muy común fijar objetivos sin aclarar cuándo quieres conseguirlos, prepara una hoja de ruta para tus objetivos con una fecha de finalización para cada uno. Pueden ser objetivos progresivos que ayuden a construir otro más grande, pero que permitan seguir hacia delante. Si no estableces un tiempo, los objetivos pierden importancia o sentido de urgencia.

Fijar plazos te ayudará a lograr tu objetivo en el momento que necesitas, pero sin fechas claras, las tareas a menudo son olvidadas o pospuestas, lo que crea objetivos infinitos no cumplidos.

Ya sea que tu objetivo de marketing sea aumentar los contactos de clientes potenciales un 20% cada trimestre o conseguir cerrar 4 ventas en dos meses, los objetivos SMART se deben utilizar para lograrlos de manera constante.

Para los profesionales que ya usan objetivos SMART, agrupa tus objetivos usando las etapas del embudo de ventas:

  • Descubrimiento → Adquisición o alcance

  • Consideración → Activación y contacto

  • Acción → Conversión

  • Fidelización → Retención

Un consejo más, para preparar mejor a tu negocio para el éxito con marketing digital, divide tus metas en periodos trimestrales que te permitirán crecer constantemente en la generación de ingresos y generación de oportunidades de venta que buscas.

Si necesitas ayuda para definir los objetivos SMART para aumentar ventas con marketing digital, puedes ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos a con tu estrategia para crecer en internet.

Contacta ahora con un experto

Solicita gratis 30 minutos de evaluación de marketing
Publicado el 8 de febrero del 2019 - Actualizado el 8 de febrero del 2019

¿Te ha gustado el artículo? No se te olvide compartir