Estamos en plena vorágine de compras del ya popularizado en la cultura general como Black Friday. Hoy verás muchas informaciones sobre largas colas y multitudes en grandes almacenes tratando de conseguir las gangas en electrónica, juguetes, etc, pero detrás de todo esto ha habido una cuidada planificación, con muchos elementos a coordinar y sobre todo es un reto clave para la logística.

Porque el Black Friday es sobretodo eso, un desafío logístico para los comercios (offline y online) y para sus cadenas de suministro. Muchas empresas pasan todo el año analizando datos e inventarios preparándose para la fiebre de este gran día, y lo que se juegan es algo de gran valor, porque cualquier fallo puede afectar de forma negativa en las ventas de ese día y del resto del año.

Descarga nuestro ebook

A la mayoría de empresas fabricantes del sector industrial que trabajan en el ámbito de los negocios B2B, no les afecta mucho este día del Black Friday, pero de este movimiento se pueden obtener algunas claves que nos pueden ayudar a mejorar nuestra eficacia, estos son tres ejemplos:

 

Mantener la cohesión con nuestros socios

Todas las organizaciones que forman parte de una misma cadena de suministro deben comunicar entre sí, sus objetivos y métricas de rendimiento para garantizar que todos estén perfectamente alineados. Esto ayuda a cada parte a comprender en qué necesitan enfocar su atención y los hace responsables si hay una interrupción en la cadena de suministro. Si se produce una crisis, todas las partes dentro de la cadena de suministro pueden coordinarse parar resolver cualquier problema.

El objetivo debe ser alinear tu empresa con la demanda de los clientes, de esa manera serás más eficiente y reducirás los costes totales ofreciendo una mejor experiencia de servicio al cliente. Cuando existen picos de demanda, la escalabilidad del trabajo es mas fácil de implementar si se conoce bien el comportamiento de nuestros clientes.

 

Evaluar las tendencias mediante Big Data

El análisis de datos es fundamental para todo tipo de empresas, las herramientas que te permiten ver en tiempo real los datos de rendimiento y comportamiento, te ayudan a detectar riesgos evaluando las tendencias.

Disponer de un panel de datos actualizado permanentemente ayudará a determinar cualquier valor atípico que pueda mostrar un problema el cuál cause un efecto negativo a la hora de satisfacer las necesidades de los clientes y le permita a tu equipo comercial identificar y responder de manera rápida y eficiente. Los estudios actuales demuestran que el uso del Big Data ayuda a reaccionar a tiempo ante los problemas que pueda tener una empresa.

 

Ser más ágil

Cuando el desafío es más grande, la presión aumenta y todo el mundo esta al 100%, es esencial ser lo más ágiles posibles para poder tomar decisiones rápidas y resolutivas que permitan mantener el objetivo y por tanto se pueda proteger el resultado que se busca.

Tu industria debe estar alerta para detectar cambios y amenazas y por ello es fundamental tener una respuesta rápida, decisiva para resolver los imprevistos y ser flexible para implementar los cambios que la rápida solución requiera. La capacidad de tu negocio para tomar rápidas decisiones te ayudará a manejar mejor los imprevistos cuando la presión es más alta.

El Black Friday puede parecer una moda exagerada, pero esta funcionando, y nos está mostrando como los comerciantes se enfrentan a grandes retos, debemos aprender de ellos, capitalizar su experiencia para que las industrias puedan ser capaces de solventar problemas similares en otros ámbitos de la organización, quizás tu manejes pocos pedidos de una gran importe y el trabajo de servicio dure meses, lio verás de forma diferente, quizás tu desafío esté en cumplir plazos de entrega o en el desarrollo de una propuesta eficaz, pero durante el trato con tu cliente pueden surgir imprevistos de logística comercial que podrías haber manejar mejor si sigues estas tres claves: coordinación de equipos, análisis de tendencias y agilidad en las decisiones.