¿Has notado una caída en el tráfico de tu sitio web?

Seguramente te encuentres un poco perdido sobre todo, si estás dedicando esfuerzos al marketing de contenidos y estás viendo que tu tráfico web ha bajado.

Lo primero: No te asustes

Ten en cuenta que Google cambia su algoritmo entre unas 500 y 600 veces al año, eso sin contar con las grandes actualizaciones como Panda (2011) o Penguin (2012)

Consulta aquí tu posicionamiento con un experto de Servilia en SEO y SEM

Es bueno que eches un ojo a las visitas de tu sitio web y a su rendimiento para ver su evolución a lo largo del tiempo, pero si estás recibiendo menos tráfico y menos llamadas, es hora de investigar un poco más.

Paso 1: Comprueba tu código

Tu código de seguimiento no está totalmente protegido de un borrado accidental.

Sea cual sea la la herramienta que estés utilizando como Google Analytics o HubSpot comprueba que el código esté funcionando y esté recibiendo datos del rendimiento de tu sitio web.

Seguramente esto te suene obvio, pero no sabes la cantidad de veces que hemos visto este problema.

Paso 2: Analiza tus palabras clave

¿Tus palabras clave que clasificaban en la página 1 de Google lo siguen haciendo ahora?

Si no lo hacen, muchas de las páginas de tu sitio web que se encontraban entre las primeras posiciones de resultados de búsqueda, habrán caído al final de la página y bien sabes, que rara vez hacemos clic en los resultados que aparecen al final de la página 1 de Google.

Esta caída en las primeras posiciones de Google, también puede ser un signo de que Google te está penalizando porque ve tácticas sospechosas o anticuadas y reduce tu clasificación en el ranking de resultados de búsqueda o elimina completamente tu sitio web de sus páginas.

Para hacerte la vida más fácil, hay un montón de herramientas que realizan un seguimiento de palabras clave. Todo lo que tienes que hacer es comprobar cómo clasifican y hacer un seguimiento. A partir de ahí realiza una evaluación y ajusta tu estrategia SEO.

Paso 3: Evalúa la autoridad de dominio

Un factor clave que determinará tu ranking en motores de búsqueda es la Autoridad del Dominio (AD) de Moz.

Se calcula mediante la frecuencia de las nuevas páginas publicadas, el nº de páginas, el nº de enlaces entrantes y salientes y su calidad principalmente. Esto resulta tan influyente para Google que lo incluye en su algoritmo.

Siempre que Moz realiza una actualización de su AD en todos los sitios web, y se da el caso de que has perdido backlinks de calidad o no has hecho actualizaciones, tu clasificación podría verse afectada y obtener así una pérdida en el tráfico del sitio web.

Puedes comprobarlo aquí

¿Por qué insistimos tanto?. La autoridad de tu sitio web le dice mucho a Google. Si tu autoridad está cayendo, es una señal que dice que quizá la calidad del sitio no es tan buena como solía ser, entonces Google no quiere dañar su reputación como motor de búsqueda y entregar malos resultados a sus usuarios.

Dicho esto, echa un vistazo mensualmente y realiza ajustes, verás como la AD empieza a cambiar. Si mejora continúa lo que estabas haciendo y si disminuye, es hora de que empieces a cambiar tu estrategia, ya sea añadiendo o enlazando contenido que la gente podría encontrar interesante o estableciendo relaciones con sitios de alta calidad que puedan proporcionar un enlace a tu sitio.

Como ves, hay tres causas que probablemente estén afectando a tu tráfico web. Si necesitas más ayuda puedes hablar con nuestros técnicos sobre el posicionamiento de tu página web.