Como ya hemos explicado anteriormente el término CRM (Customer Relationship Management) es un sistema que permite gestionar las relaciones de una empresa con sus clientes a través de un software de administración y seguimiento de las interacciones con los usuarios y los leads o clientes potenciales.

Ya en el informe del año 2014 de la sociedad Gartner su vicepresidente, Joanne Correia, explicaba la importancia de esta herramienta: “Customer Relationship Management va a ser una de las iniciativas digitales más importantes de los próximos años. Es un área de la tecnología que encontramos fundamental, ya que el comercio digital es crítico para las compañías que quieran ser competitivas”.

Anteriormente también hemos hablado de las numerosas ventajas y beneficios que este sistema puede aportar a la sección de marketing y ventas de una compañía, pero en esta ocasión queremos centrarnos un poco más en los datos reales que aporta el sistema a la gestión empresarial.  Algo que debe quedar claro desde el principio es que es compatible con cualquier tipo de actividad, muchas veces las PYMES consideran que no tienen acceso o presupuesto para adquirirlo, pero la realidad es que pueden conseguir algunos de manera sencilla y con poca inversión.

Los principales objetivos de una compañía siempre serán generar leads, aumentar su eficiencia, retener a los clientes y abrirse a nuevos mercados. A día de hoy todavía hay empresas que no perciben como evidente la relación entre establecer una estrategia CRM con el logro de estas metas.

Pero, ¿Qué datos específicos tenemos sobre la rentabilidad de CRM?

La empresa estadounidense Hubspot, empresa especializada en este software, recopiló la información sobre la rentabilidad para las compañías:

Para empezar los equipos de ventas de todas las organizaciones estudiadas incrementaron su productividad en un 15% gracias al uso de la aplicación móvil del software y un 24% de ellas incrementaron su productividad en ventas, su reembolso en un 41% y recortaron sus costes de marketing en un 23%. Todos los negocios experimentaron un crecimiento de la liquidez del 10%, unos datos de conversión de ventas con un aumento del 300% y un incremento del beneficio del 2%.

La gestión de clientes es fundamental para crear una experiencia positiva para el consumidor, influyendo en su retención en un 27%. Además, está comprobado que un 70% de los clientes que han tenido una experiencia positiva recomiendan la marca a sus familiares y amigos. Cuando una empresa capta a un cliente a través de este sistema se aumentan las posibilidades entre un 20 y un 40% de que haga una compra de nuevo en nuestra empresa.

¿Necesitas algún motivo más para confiar en esta herramienta?